¿Vas a pintar tu casa este verano?

Muchos de vosotros aprovecharéis los días de vacaciones para llevar a cabo algunas tareas de mantenimiento en el hogar, como por ejemplo pintar las paredes de alguna habitación, e incluso de toda la casa.

En esta ocasión vamos a daros algunos consejos para no cometer errores a la hora de determinar la cantidad de pintura que debemos comprar, cómo hay que diluirla o cuántas ‘manos’ necesita nuestra pared.

¿Cuánta superficie vamos a cubrir?

Comprar la pintura sin un cálculo previo (y aproximado) de la superficie que vamos a cubrir puede suponer un gasto excesivo si compramos más pintura de la que realmente necesitamos; de la misma manera que comprar menos cantidad de la precisa puede suponer la molestia de tener que desplazarnos de nuevo a la tienda de pinturas, entre otras incomodidades.

La cantidad de pintura necesaria para una habitación puede calcularse de una manera rápida y sencilla: sólo hay que calcular el área a pintar y restarle la superficie de puertas y ventanas que, como es lógico, no se pintarán.

Si nuestra pared tiene 4 metros de longitud y 2.5 metros de altura, el área equivale a 10 metros cuadrados. Si en esa pared hay una  ventana con una superficie de 1.5 metros cuadrados, la superficie a cubrir será de 8.5 metros cuadrados. Sumando las áreas de cada una de las paredes de la habitación obtendremos la superficie total.

El rendimiento de la pintura (superficie cubierta por cada metro cuadrado) varía según su tipología (12 metros cuadrados por litro de pintura en el caso de los esmaltes al agua y 13 metros cuadrados por litro en el caso de las pinturas acrílicas). Así, para conocer la cantidad de pintura que necesitaremos para cubrir nuestra pared de 8.5 metros cuadrados sólo tendremos que dividir esta superficie entre el rendimiento de la pintura:

8.5 m²/ 12 l = 0.70 litros de esmalte al agua

Sin embargo, según el estado de la pared o el material con el que está construida será necesario casi en todos los casos aplicar más de una mano de pintura, por lo que estos cálculos arrojarían el gasto por cada «mano».

¿Cuántas ‘manos’ de pintura necesita mi pared?

Como norma general, aplicaremos dos manos de pintura cuando la pared tiene el mismo color y tres manos cuando estemos aplicando pinturas de otro tinte o la pared sea irregular o de materiales muy absorbentes, tales como ladrillo, cemento, escayola, etc.

En este sentido es muy importante saber qué tipo de diluyente utilizar sobre la pintura y en qué cantidades: usaremos agua en el caso de esmaltes acuosos y aguarrás en el caso de esmaltes acrílicos. Según el método de aplicación, las cantidades podrán variar. Si vamos a pintar con rodillo o brocha agregaremos un 5% de diluyente respecto de la cantidad de pintura total. Si por el contrario usaremos una pistola de pintar, la cantidad de diluyente será del 10%. Estas cantidades son similares tanto en el uso de pinturas acuosas como acrílicas.

Si necesitas pintar tu domicilio, las zonas comunes de tu comunidad de vecinos, tu nave comercial o tu oficina, no dudes en contactar con Lincoman: podemos ayudarte.