La limpieza en la oficina

Nuestra experiencia en la limpieza de oficinas en Sevilla nos ha proporcionado profundos conocimientos sobre los beneficios de mantener nuestro lugar de trabajo en unas condiciones óptimas desde el punto de vista de la higiene y el orden.

Que las oficinas de nuestros clientes estén impecables supone dos efectos inmediatos que guardan mucha relación con la productividad de su empresa. En primer lugar, la limpieza diaria, la desinfección de los baños, la eliminación de residuos y el mantenimiento de los conductos de aire acondicionado y calefacción, entre otros, reducirán de manera radical la posibilidad de contraer infecciones y alergias por parte de las personas que desarrollan allí su trabajo cada día, incrementando su productividad y mitigando los efectos de lo que se conoce como síndrome de la oficina enferma, que supone al año un importante coste económico para todas las empresas.

Por otra parte, una oficina limpia y ordenada generará un primer impacto muy positivo en los clientes que nos visiten: la primera impresión es la más importante y pocas opciones de “conquistar” al cliente tendremos si lo primero que ve de nuestra empresa es polvo, suciedad y desorden. Un buen aspecto de nuestras instalaciones proyectará sobre el resto de las personas una imagen de seriedad y confianza, lo que es un factor clave en todos los sectores productivos, donde la competitividad es extrema y son los pequeños detalles como este los que ayudarán al cliente a decidirse por nuestros productos o servicios.

Y tú, ¿cómo cuidas tu oficina? En Lincoman podemos ayudarte a mantener tus instalaciones siempre limpias