Limpieza de colegios y centros educativos (II)

En Lincoman nos hemos especializado, entre otros espacios, en la limpieza de colegios, guarderías, institutos, academias y centros de formación. La limpieza y el mantenimiento en este sector no guarda ningún secreto para nosotros gracias a nuestra labor de años en algunos de los mejores colegios dentro y fuera de la capital andaluza. Este conocimiento supone para nuestra empresa una ventaja competitiva respecto de otras empresas de limpieza no especializadas, así como un verdadero ahorro para aquellos colegios que depositan en nosotros su confianza y que comprueban, día tras día, que sus centros están impecables y que el número de horas empleadas es lo más reducido posible. 

¿Cómo gastar menos en el servicio de limpieza?

Desde nuestro punto de vista, la tendencia actual de reducir costes mediante la eliminación o reducción de servicios de limpieza y conservación es un grave error que debe evitarse a toda costa. Dejar de invertir en el mantenimiento de nuestras instalaciones supondrá, a corto plazo, el deterioro de los elementos de nuestras instalaciones (suelos, ventanas, mobiliario…) y un nuevo gasto en concepto de reparaciones y reformas, con lo que finalmente el ahorro será inexistente. Además pondremos en riesgo la salud de alumnos y alumnas, ya que reducir el gasto en limpieza afectará directamente a higiene de nuestro centro y podrá dar lugar a la aparición de agentes infecciosos dañinos para el bienestar.

Ahorrar en la factura de la limpieza sin dañar nuestras instalaciones ni poner en peligro la salud es posible mediante la adquisición de algunos hábitos por parte de profesores y alumnos en su día a día:

  • Instalar las papeleras y contenedores necesarios en aulas, pasillos y zonas de recreo para mantener los suelos limpios y con buen aspecto general.
  • Concienciar al alumnado en el uso correcto de servicios, WC y fuentes de agua
  • Concienciar al alumnado de la importancia de subir las sillas a la mesa tras finalizar la jornada
  • Diseñar y establecer una política de ahorro tanto en energía eléctrica como en el uso del agua
  • Controlar el consumo de alimentos cuyos residuos puedan afectar a la limpieza y el aspecto de nuestras instalaciones
  • En coordinación con la empresa de limpieza, revisar el plan de actuación para optimizar el trabajo delegado y adaptar el número de horas dedicadas a la limpieza a las necesidades reales.

En Lincoman sabemos muy bien de lo que hablamos en lo que a limpieza de colegios se refiere. Por ello nos comprometemos a reducir los gastos de limpieza de nuestros nuevos clientes. No dudes en contactar con nuestra empresa si quieres más información sobre nuestros servicios de mantenimiento.