La limpieza en clínicas y centros sanitarios

Si hay algún espacio en el que la limpieza debe ser absoluta, ese es aquel en el que se trabaja en la salud de las personas. Clínicas, residencias y hospitales deben disponer de un ambiente completamente libre de hongos, bacterias y demás elementos que puedan desencadenar patologías tanto en pacientes como en los profesionales de los centros de salud.

La limpieza en centros sanitarios debe llevarse a cabo por una empresa especializada, que conozca con profundidad los diferentes protocolos de limpieza, que aplique los productos químicos más adecuados y que disponga de un equipo de profesionales formado y especializado en la limpieza de clínicas, hospitales y demás entornos de este tipo. De la misma manera, tras la limpieza exhaustiva de espacios relacionados con la salud de las personas debe procederse a desinfectar e higienizar todos los útiles, herramientas y accesorios empleados por el personal dedicado a esta tarea.

Defectos en los protocolos de limpieza y mantenimiento en hospitales y clínicas pueden generar patologías que suponen complicaciones graves de otras dolencias en pacientes, además de ser un foco de infecciones e incluso brotes epidémicos como la legionella, muy presente por desgracia en aquellos centros en los que las políticas de recorte suponen una disminución de la vigilancia ante este tipo de riesgos.

En Lincoman ofrecemos servicios de limpieza en clínicas tanto en Sevilla como en el resto del territorio, y contamos con experiencia y clientes de reconocido prestigio en el sector de la salud que garantizan un trabajo de la máxima calidad con costes competitivos.